Facultad de Estudios

Superiores Aragón

Historia

 

En 1994 el Rector de la UNAM consideró que una de las prioridades fundamentales de su administración era impulsar la formación integral de académicos de la comunidad universitaria y procurar los medios para dotar a la Universidad de una infraestructura adecuada a las necesidades y requerimientos de los nuevos programas de estudio, orientados a fomentar la creatividad y el desarrollo del conocimiento científico y tecnológico, basado en el proceso de experimentación.

 

Para alcanzar esos objetivos la UNAM, mediante la participación de sus facultades, escuelas, centros e institutos, concretó, con el apoyo del Gobierno Federal y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), así como del Fondo del Quinto Centenario del Gobierno Español, el financiamiento de un proyecto específico de inversión denominado Programa UNAM-BID.

 

Éste se formó con la finalidad de consolidar proyectos y actividades orientadas a crear condiciones de alta competencia académica y la producción de un ambiente propicio para el mejoramiento de la enseñanza impartida en la Universidad, a fin de fortalecer la formación de recursos humanos en ciencias naturales y exactas, ciencias de la salud y tecnológicas que puedan hacer frente a los retos y necesidades existentes el desarrollo científico y tecnológico del país.

 

 

Edificación de espacios

 

Un año más tarde, en la Escuela Nacional de Estudios Profesionales (ENEP) Aragón, se concibe y da forma al proyecto de apoyo a los laboratorios con la construcción del Centro Tecnológico Aragón (CTA). Posteriormente, se establecieron los contactos con las instancias de la UNAM y el programa UNAM-BID, así con ello comenzó el proceso de construcción.

 

El 6 de septiembre de 1996 se llevó a cabo la inauguración del Centro Tecnológico Aragón. Actualmente cuenta con los laboratorios de Diseño y Manufactura, Comportamiento de Materiales, Cómputo, Cómputo y la Educación, Diagnóstico Energético, Estudios Ambientales, Ingeniería Ambiental, Instrumentación y Medición, Mecánica Aplicada, Rehabilitación Urbana, Seguridad Informática e Incubadora de Empresas, un Auditorio con capacidad para 205 personas y dos aulas de videoconferencias. Sus propósitos son apoyar el desarrollo académico a través del fomento de un mayor interés por la ciencia para ofrecer condiciones favorables a su desarrollo profesional, además de fortalecer la relación universidad-industria.

 

En el CTA se realizan labores de investigación científico-tecnológica donde se involucran a las carreras de Ingeniería, Arquitectura y Diseño Industrial, a efecto de responder a las exigencias de los problemas industriales a través de la creación de un ambiente práctico con los equipos y aditamentos de mayor actualidad.

 

 

Vínculos productivos con diversas instancias

 

Asimismo, busca constituirse como un espacio encaminado al desarrollo permanente de la ciencia y la tecnología, mediante una acertada vinculación hacia el sector industrial y diversas instancias gubernamentales, cuyos resultados estén orientados a los requerimientos de industrias y organizaciones para fines específicos; así procesa conocimientos e información proveniente de las fuentes más amplias y diversas. Posteriormente, por medio del trabajo en laboratorio se atenderán las necesidades del mercado industrial.

 

Otra de las tareas fundamentales es propiciar procesos de formación académica basadas en el ejercicio teórico-práctico, con la participación de investigadores, profesores y alumnos de alto rendimiento en sus respectivos campos de conocimiento y de experiencia laboral, en trabajos directos de relación universidad-industria; y los cuales al resolver problemas concretos, sus labores constituyan dinámicas de actualización y fortalecimiento curricular de impacto para su entorno.

 

La labor de consultoría es otro eje de las tareas realizadas, en consecuencia, esta actividad puede resultar sumamente atractiva para el desarrollo del CTA a mediano plazo, ante la consolidación, el enriquecimiento y difusión de sus experiencias.

 

La actividad permanente y continua de 16 académicos y estudiantes, ha permitido el planteamiento de un amplio número de proyectos encaminados a la innovación tecnológica, objeto fundamental del CTA, instalación en la que es común atestiguar la iniciativa, empeño, aporte y dedicación de jóvenes comprometidos en la búsqueda de múltiples alternativas aplicables al desarrollo nacional y al bienestar de la sociedad mediante la investigación, el desarrollo tecnológico y la formación de recursos humanos en áreas del conocimiento de la FES Aragón.

Fecha:

Mapa de sitio

Contacto

Directorio

Hecho en México, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), todos los derechos reservados 2016.

Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica.

De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución.

 

 

 

Última actualización: 18/10/2016

Créditos